Covid19 + crisis + desempleo = nuevo ‘Sueño Norteamericano’ - 2020HOY

Covid19 + crisis + desempleo = nuevo ‘Sueño Norteamericano’

Mario Peñaloza columnista en 2020 hoy

La operación planteada en el título de esta columna es una ecuación, no propiamente matemática, sino de vida. La pandemia tuvo y tiene la terrorífica tarea de estrellarnos con una realidad compleja para muchos en el país, pero también, como buenos colombianos, nos ofrece oportunidades para tratar de improvisar, sacrificar y promover un nuevo éxodo moderno hacia las tierras del Tío Sam. Llega ahora el nuevo ‘Sueño Norteamericano’.

No sé si les pasa, pero debo confesar que ante el ostensible incremento de amigos y conocidos de todas las edades, etnias, credos y oficios viajando a Estados Unidos como válvula de escape, uno hasta se lo piensa y duda. ¿Será que les pido un campito en su aventura, o al menos una asesoría o un contacto para seguirles los pasos?

Chef, estudiantes, tecnólogos, ingenieros civiles, financieros, contadores, empresarios y hasta pensionados hacen parte de mi lista de viajeros amigos, que hoy desde Boston, Miami, Washington o cualquier lugar del Estado más poderoso del continente, tratan de sumar horas trabajadas, propinas y sueños, para recomponer lo que la triste y mortal pandemia se llevó, al menos en lo económico.

-“¿Qué mi hermano, vacunándose en esas tierras?”, pregunto. “La verdad sí, pero también con la idea de quedarme unos meses y trabajar por acá”, me contó un amigo de infancia y colegio, que además de ser empresario, emprendedor y alegre, hoy ve en sumar dólares y sacrificio, la esperanza de pasar un diciembre más tranquilo con su familia.

Y es que los números, honestamente alientan, así la dignidad o calidad propia en formación y trabajo signifique bajarse unos escalones de la pirámide de oficios que, tal vez, en Colombia no se harían.

Acá un ejemplo. Un amigo chef que se dedica a cuidar una piscina en una tranquila ciudad del norte de EEUU se gana por hora de trabajo 13 dólares, otro amigo en un restaurante como mesero puede sumar más de 20 dólares la hora gracias a las propinas y otro más, me cuenta que gana 18 dólares en un market. Hagan cuentas.

Desde luego, algunos dirán: “pero Mario, en esas tierras se gana, pero también se gasta”, cierto es. Pero también es cierto que muchos compatriotas ven en el sacrificio de un par de meses y capacidad de ahorro y adaptación, una alternativa para traer a sus casas, a sus hogares, unos cuantos millones de pesos y esperanzas. Ganarse más de 100 dólares en un día es motivante, y más si comparas esos mal contados 370 mil pesos, con el salario mínimo colombiano.

He de reconocer que hace un año tal vez tanta cifra desalentadora, tantas alertas de los economistas, tanta desilusión, tanto desempleo y crisis económica no se percibía con facilidad en el día a día de muchos de nosotros, excepto por el visible incremento de locales e inmuebles con el preocupante aviso: “Se vende o arrienda”.

La ecuación Covid19+desempleo+crisis+necesidades y respectiva migración en busca de la felicidad robada por la pandemia y hallar respuesta a esta suma de necesidades sí empieza a ser un campanazo de alerta para nuestros líderes, gobernantes y políticos en Colombia.

La salud pública, la morbilidad, las enfermedades respiratorias y nerviosas, así como la terrible realidad de nuestro sistema de salud no debe ser la única prioridad, hay una realidad económica y social, que estoy seguro ya tocó a la puerta de la casa de muchos de los que me leen y que no se soluciona con marchas y populismos, sino con actuaciones serias y consecuentes del Gobierno y los responsables de nuestra economía, así como el acompañamiento de una ciudadanía informada y responsable con el país.

Y mientras las oportunidades o políticas de salvamento llegan, buen viento y buena mar a todos los compatriotas que hacen patria y  velan por sus familias desde cualquier lugar del mundo esperando que su trabajo por horas y esfuerzo les signifique una esperanza, una ‘vacuna financiera’ contra lo que la pandemia se llevó. El país los extraña, pero también los entiende.

Comparte!

¡Síguenos!

Tres días de caos en 1 km
Desesperante y agobiante resultó esta semana para los conductores que...
Barbie tiene museo en Cañaveral
Sandra es la feliz coleccionista de la Barbie, la muñeca...
Ruta de Esclarecimiento para frenar los delitos contra niñas, niños y mujeres, llegó al área metropolitana de Bucaramanga
Impulsar acciones investigativas para contrarrestar los delitos que afectan a...
Capturado exdirector de la EMAF para cumplir condena por peculado
Funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía...
“Seguiré trabajando por mi familia y por los santandereanos”. Sentida renuncia del Congresista Edwin Ballesteros
Argumentando una falta de garantías procesales por parte de la...